Alimentación anti gastritis: qué alimentos evitar

Alimentación anti gastritis: qué alimentos evitar

La gastritis al ser una enfermedad del tracto intestinal, es algunas veces difícil de sobre llevar debido a los hábitos alimenticios y el ritmo de vida de quién la padece. Y es que una alimentación anti gastritis restringe de forma severa el consumo de grasas, ácidos, alcohol y el tabaco.

ciertamente muchas personas en la actualidad, como resultado de las presiones laborales y el tiempo que pasan a diario fuera de sus hogares, no cuenta con el tiempo suficiente para preparar alimentos balanceados en casa y en consecuencia no tienen más alternativa que alimentarse de comida rápida y poco saludable.

Claro está que si estás padeciendo ya de esta enfermedad y deseas disminuir los síntomas tendrás que cuidar tu dieta y planificar un menú diario saludable y adecuado para contrarrestar los síntomas.

En este artículo aprenderás mediante sencillos consejos, que no es necesario dedicar mucho tiempo a la planificación de tu alimentación anti gastritis y de igual forma que solo es necesario entender cómo trabaja la enfermedad para de esta forma no contribuir con el aumento de los síntomas.

Grupos de alimentos no recomendados en tu alimentación anti gastritis

  • Evita la leche completa de origen animal

Los productos lácteos de por si son alimentos difíciles de digerir, sobre todo en sus versiones de leches enteras o completas. Al debilitar la gastritis la membrana mucosa que recubre las paredes estomacales, le será aún más difícil a tu aparato digestivo procesar estos alimentos.

Otros alimentos elaborados con leche completa, como quesos añejos (curados) deben ser evitados a toda costa.

Por consiguiente es aconsejable incluir en tu alimentación anti gastritis leches vegetales (almendras, leche de coco o de arroz), que son de fácil digestión y no contribuirán en el aumento de los síntomas.

  • Procura siempre desayunar

Iniciar el día con el estómago vacío es una de las prácticas más nocivas que puedes llevar a cabo al padecer de gastritis.

Es que al realizar tus actividades durante la mañana con el estómago vacío, los ácidos estomacales comenzarán a debilitar y atacar las paredes de tu estómago y en consecuencia ayudar a contribuir con la inflamación.

Inmediatamente después de despertar intenta comer alimentos sanos, evitando aquellos alimentos que contengan gluten o leche entera.

La avena es un alimento muy recomendado para agregar al desayuno en tu dieta anti gastritis, así mismo como otros cereales que no estén elaborados con trigo.

De igual forma agrega verduras y frutas frescas a tu desayuno, como manzana o pera. También la quinoa te puede agregar variedad.

Si es posible y para que el efecto sea más beneficioso fracciona la ingesta del desayuno al despertar y guarda una segunda porción para comer a mitad de la mañana.

  • Fracciona tus comidas

Fraccionar las comidas también es otra práctica muy recomendable al establecer una alimentación anti gastritis.

Mientras mayor sea la cantidad de alimentos que consumas, mayor será el esfuerzo del estómago para procesarlos y obtener sus nutrientes. Por lo tanto al fraccionar tus comidas ayudarás a que los procesos digestivos sean más cortos y más eficientes  evitando así estrés al estómago.

Intenta dividir tu menú diario en 4 o 5 porciones a lo largo del día en lugar de las bien conocidas 3 comidas.

  •  Agrega muchas frutas y verduras a tu alimentación anti gastritis

Las frutas y verduras se convertirán en tus mejores amigas durante el transcurso de este padecimiento. No obstante debes evitar aquellas que produzcan gases o contengan altas cantidades de ácido.

Del mismo modo cocinar las frutas y verduras antes de comerlas ayuda a reducir las cantidades de ácidos que puedan tener. Intenta preparar en la medida de lo posible purés y papillas, previa cocción.

Evita comer cebolla, ajo y similares, o simplemente reduce al mínimo su uso en preparaciones cocidas o ensaladas. Lo mismo aplica con el tomate en todas sus variedades.

La naranja, toronja y otras variedades cítricas al ser altas en vitamina C no son recomendables en tu dieta anti gastritis. No obstante el Kiwi maduro puede ser una alternativa, pues es en esta etapa es una fruta cítrica con niveles reducidos de ácidos que puede ser consumida algunas veces al mes si tus síntomas no son tan severos.

La papaya, el plátano maduro, manzanas son las frutas más recomendadas y que no solo te ayudarán a no inflamar más las paredes del estómago, frutas como la papaya ayudarán a fortalecerla y a curarla.

Por consiguiente cuando dudes si una fruta o verdura te afectará solo cocínala unos minutos al horno y consúmela en forma de papilla.

  • Se selectivo en el consumo de carnes de origen animal

La proteína animal es muy importante para una dieta para gastritis balanceada. Sin embargo existen carnes de origen animal que contienen niveles de grasa mucho más elevados que otras y que de esta forma pueden contribuir al aumento de los síntomas de la gastritis mucho más que otras menos grasas.

La carne de cerdo y ternera deben ser excluidas totalmente de tu alimentación anti gastritis. De igual forma toda forma que adopten como en embutidos y similares.

El pollo, pavo y pescados blancos son las carnes más recomendadas en esta etapa. Al ser bajas en grasa serán fáciles de digerir reduciendo los síntomas de la inflamación de las paredes estomacales.

Carnes como la del atún y salmón al ser ricas en omega 3, también ayudarán en el proceso de regeneración de las paredes de tu estómago.

De igual forma recuerda que no solo es elegir carnes animales bajas en grasa, su preparación también será clave para mantenerte más aliviado.

Evita preparaciones con muchos aceites y especies. Las preparaciones a la plancha y al horno son las más adecuadas.

Así mismo utiliza e tus preparaciones poca sal y dale sabor con hierbas aromáticas de estación.

Del mismo modo no es recomendable consumir proteína animal más de 3 o 4 veces a la semana al padecer de gastritis. Alterna tu alimentación anti gastritis consumiendo durante otros días solo verduras y frutas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *