El diente de león y la gastritis

El diente de león y la gastritis

El diente de león es una planta medicinal con muchas propiedades curativas. En el caso de la gastritis es bastante eficiente para aliviar los malestares asociados a esta enfermedad.

Si estás sufriendo de gastritis y estás atravesando un cuadro de dolor estomacal, molestias y esto está afectando tus labores diarias, tomar diente de león puede ayudarte a mejorar esta situación trayendo consigo alivio de los síntomas.

Tomar esta planta medicinal es muy sencillo y en este artículo te mostraremos cómo preparar y tomar el diente de león si en este momento padeces de gastritis. De esta forma podrás aprovechar todos los beneficios curativos de esta planta.

Propiedades del diente de león contra la gastritis

Entre las propiedades medicinales del diente de león encontramos una gran cantidad de beneficios para el sistema digestivo.

Es una excelente planta medicinal para mejorar la digestión y disminuir los efectos de la acidez estomacal sobre las paredes del estómago. Esto disminuirá la irritación que produce como consecuencia el dolor molesto asociado a la gastritis.

Así mismo esta planta medicinal también ofrece propiedades diuréticas y que de esta forma te ayudará a eliminar el exceso de toxinas en el organismo.

El diente de león también aumenta la producción de bilis fortaleciendo los procesos digestivos tan debilitados por la enfermedad.

Otro de los beneficios del diente de león para la gastritis son sus conocidas propiedades antiinflamatorias. Una infusión de de esta planta curativa ayuda a disminuir el dolor y el malestar asociado a la gastritis ayudando a reducir la inflamación de la mucosa gástrica.

Cómo preparar una infusión de diente de león

La mejor manera de ingerir y aprovechar las propiedades medicinales de esta planta es a través de tés o infusiones.

Para preparar un té de diente de león para aliviar la gastritis debes en primer lugar colocar medio litro de agua en el fuego y llévalo a hervor. Mientras el agua hierve tritura las raíces de la planta, luego colócalas en el agua hirviendo y deja cocinar  por unos 5 a 10 minutos.

Para culminar la infusión pasa el líquido por un colador para eliminar las partículas sólidas que hayan podido quedar de las raíces. Si deseas puedes endulzar con un poco de miel de abejas.

Este té es recomendado ingerir unas 3 veces al día. Tómalo después del desayuno, en el almuerzo y al final de la tarde.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *