Hierbas aromáticas para tratar la gastritis

Hierbas aromáticas para tratar la gastritis

Las hierbas aromáticas son muy populares debido a la gran cantidad de propiedades que brindan tanto en la cocina como por sus diferentes beneficios curativos. Si te estás preguntando ¿Qué hierbas aromáticas son buenas para tratar la gastritis? en el siguiente artículo te mostraremos las mejores opciones que puedes incorporar a tu dieta para gastritis o como tratamiento para aliviar los síntomas de la enfermedad.

Beneficios de las hierbas aromáticas como tratamiento para la gastritis

Las hierbas aromáticas poseen diferentes propiedades que son beneficiosas para distintos trastornos de salud. Para el caso de la gastritis son varias las que ofrecen propiedades antiinflamatorias.

Al ser una enfermedad que se manifiesta como la inflamación de la mucosa gástrica, las hierbas o plantas aromáticas que poseen estas propiedades te ayudarán a dar alivio a los molestos síntomas asociados a esta enfermedad.

Otras hierbas poseen propiedades que servirán como protección de la mucosa gástrica y de esta forma disminuir la irritación producida por el exceso de ácidos estomacales que atacan las paredes del estómago.

Otras propiedades de muchas hierbas medicinales son las de ser muy buenos antiácidos. Esto traerá consigo un beneficio directo si padeces de gastritis. Dar alivio a la acidez estomacal es una de los pilares fundamentales en todo tratamiento anti gastritis.

¿Pero qué hierbas medicinales ofrecen estas propiedades?

Hierbas aromáticas recomendadas para tratar la gastritis

La manzanilla

Durante generaciones la manzanilla ha sido consumida para aliviar dolores, debido a sus ya conocidas propiedades antiinflamatorias. Esta hierba aromática es altamente recomendada para aliviar dolores estomacales, también es bastante buena para brindar alivio a los pacientes que padecen de gastritis.

También se le atribuyen propiedades regeneradoras. Ingerir de forma recurrente un té de manzanilla te ayudará a acelerar el proceso de recuperación y regeneración de las paredes estomacales.

Sus propiedades relajantes también en conjunto con las propiedades antes mencionadas, serán de gran ayuda para mejorar la molestia y el dolor asociado a la gastritis.

Laurel

La hoja de laurel tan utilizada en la cocina debido a su particular aroma, también esconde diferentes propiedades curativas.

El té de laurel es un potente tónico para mejorar los procesos digestivos, ayudando de esta forma al estómago afectado por la gastritis a asimilar de mejor forma los alimentos que ingieres.

Al ayudar a la digestión disminuirás la pesadez y las molestias y dolores relacionados con la gastritis.

El laurel también es una hierba aromática que brinda alivio a la acidez estomacal y de esta forma ayudar disminuir la irritación de la mucosa gástrica.

El romero

El té de romero también es un potente tónico para dar alivio a los síntomas asociados a los problemas digestivos.

El romero es una hierba muy eficiente para aliviar la acidez estomacal. De esta forma, el romero te puede ayudar a disminuir la irritación de las paredes del estómago y reducir las molestias y el dolor causado por la gastritis.

 Estragón

El estragón es una hierba bien conocida por sus propiedades bactericidas. El té de estragón es bastante recomendado para ayudar a destruir el helicobacter pylori. También ayuda a atacar otras bacterias que puedan alojarse en las paredes de tu estómago.

Albahaca

La albahaca es otra de esas hierbas aromáticas muy utilizadas en la cocina, pero que posee muchas propiedades medicinales interesantes.

La albahaca posee propiedades relajantes que pueden ayudarte a brindar alivio a las molestias estomacales asociados a la gastritis.

Un té de albahaca puede ayudarte a relajar la mucosa gástrica y de esta forma reducir la molestia o dolor que puedas estar presentando.

Recuerda que consumir albahaca u otra de las hierbas medicinales que te recomendamos en este artículo será muy sencillo si las consumes en forma de té o infusión.

Simplemente deje hervir la hierba de su elección en agua entre 5 y 10 minutos. Este té puede ser consumido dos o 3 veces al día de forma regular, después de las comidas o en la tarde.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *