Maicena con agua para el estómago

Maicena con agua para el estómago

La maicena o fécula de maíz, es una harina muy fina que es procesada a partir de la harina de maíz y es muy utilizada en la gastronomía latina y mundial, para espesar salsas, hornear y muchas otras recetas. Pero, ¿sabías que la maicena con agua es un excelente remedio casero para el estómago?

Muchas personas desconocen las diferentes propiedades que pueden contener muchos de los productos que tienen en casa. Te sorprenderías los beneficios que pueden aportar muchos de ellos.

Si sufres trastornos estomacales, acidez o gastritis, la maicena con agua puede brindarte alivio y en el siguiente artículo te mostraremos cómo prepararla, consumirla y también conocerás las propiedades de este remedio casero.

Propiedades de la maicena y sus beneficios para el estómago

La maicena, si no la conoces, y como ya has leído es una harina muy fina, derivada de la harina de maíz. Su uso por lo general está destinado a la cocina y la repostería, sin embargo esta harina posee una gran cantidad de componentes interesantes que aportan muchos beneficios a la salud.

La maicena con agua para el estómago es muy eficiente para aliviar la acidez, los gases y hasta para aliviar la gastritis. Sin embargo según el padecimiento que quieras tratar hay que prepararla de diferentes formas.

Para la gastritis, al diluir una cucharada de maicena en una taza de agua conseguiremos un excelente protector gástrico natural y de bajo costo. Este remedio casero creará una película protectora en las paredes de tu estómago que reducirá las molestias ocasionadas por la enfermedad.

Esta mezcla de agua con maicena para el estómago, también tiene la propiedad de reducir los ácidos gástricos y de esta forma reducir los dolores abdominales y los vómitos.

 Maicena como remedio casero para la indigestión

Por otro lado, sino padeces de gastritis pero deseas tratar la indigestión, pesadez estomacal o los gases un excelente remedio casero es diluir una cucharada de maicena en una taza de bebida carbonatada. Puedes agregarle también el jugo de medio limón para maximizar los resultados.

Para preparar este remedio casero puedes utilizar gaseosas sin azúcar sabor a limón o las también conocidas aguas gasificadas.

Este remedio casero puedes consumirlo antes de acostarte y te ayudará a mejorar la digestión luego de haber consumido algún alimento pesado o luego de quedar con mucha sensación de llenura. También la preparación puede ayudarte a tratar  de forma muy efectiva los gases.

Recuerda que estos remedios caseros no pueden reemplazar en ninguna forma el diagnostico de un médico. Si tu padecimiento es recurrente o los síntomas tienden a ser insoportables te recomendamos visitar de inmediato un especialista.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *